Usos y calidad del agua, la eficiencia que mantiene los oasis mendocinos

Mendoza es una provincia de clima semiárido y que sufre de escasez estructural de agua.  Desde hace más de una década, ese difícil escenario se ha agravado por los impactos del Cambio Climático, que llegaron para quedarse y que constituyen un nuevo paradigma que la autoridad del agua debe gestionar. Este gran desafío nos lleva a elaborar estrategias territoriales y articular e implementar medidas de prevención, mitigación y adaptación al fenómeno de la sequía.

Entre otras acciones, el Departamento General de Irrigación desarrolla un programa de educación para la valoración y el uso eficiente del recurso hídrico, todo ello en consonancia con el nuevo diseño curricular de nivel primario de la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Mendoza, en el cual el agua es un eje transversal que atraviesa todas las disciplinas.

 

 

Mantener los oasis es un proceso constante que no admite pausa. Es necesario dar un orden de prioridad a los usos del agua y preservar su calidad. En algunos casos el agua puede ser tratada y reutilizada.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Descripción

Mantener los oasis es un proceso constante que no admite pausa. Es necesario dar un orden de prioridad a los usos del agua y preservar su calidad. En algunos casos el agua puede ser tratada y reutilizada.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Usos y calidad del agua, la eficiencia que mantiene los oasis mendocinos”